Necrón

El hábil lector -si lo hay- de éste mi blog habrá observado mi fijación necroniana. Para los que desconozcan el universo de Warhammer 40K (un producto de consumo de los más innecesarios y caros que hay, pero con un enorme y elaborado trasfondo), decirles que en él existe una raza llamada Necrones.

Los necrones son unas máquinas inmortales que durante eones se mantienen desactivadas, en un momento dado se conectan para realizar su función, y luego se vuelven a echar una cabezadita de otros cuantos eones más. Son regidas por una máquina principal que gobierna a las demás y las dirige, el Líder Supremo o Lord Necrón.

Y realmente hay momentos en los que deseo ser un Lord Necrón y realizar la función por la cual los necrones “existen”: purgar el planeta de toda forma de vida. No por el echo de asesinar, arrasar, mutilar y aniquilar a sangre fría como sólo una máquina podría llegar a hacerlo, ni por el hecho de ser un ser inmortal.

Lo haría por la vida en sí misma. Cada día veo como la vida se exhibe desnuda en su más bello esplendor ante la gente y en cambio ellos prefieren malgastarla y humillarla, prefieren creerse sus propias mentiras, y no quieren aprender de ella. La vida es como una madre que intenta abrazarnos y en cambio nosotros le escupimos a la cara. A veces incluso llego a sentir como le duele ese maltrato continuo. Si la mayor y en teoría mejor creación de la vida en éste planeta se dedica a destruirla, es que algo ha salido mal. En serio, no me creo el culmen de la vida. Es más, creo que la humanidad es una aberración, y que algo en algún momento de nuestra evolución se ha torcido hacia donde no debía. La vida en sí se merece otra oportunidad, y poder corregir sus errores.

Pero mi purga no se detendría en éste planeta. Ni en ésta galaxia. allí donde hubiera vida, me detendría a escucharla, a sentir lo que me quisiera contar. Me tomaría cientos de años en ver como se trata a la vida en ese planeta en cuestión, y allí donde viera que se le hace sufrir yo le daría una nueva oportunidad. Estoy seguro de que le complacería, y su progenie más selecta, la oportunidad, la providencia y la suerte estarían tan orgullosas de mi causa que copularían conmigo brindandome sus más exquisitos regalos y placeres.

La vida fluiría como debe, sin seres necios que la maltratan, la corrompen y la malinterpretan. Y es que la vida en sí es tan magnífica y maravillosa que el único pecado que yo concibo es no disfrutar de ella.

Anuncios

2 comentarios to “Necrón”

  1. [COLDMAN] Says:

    tarde o temprano eso llegara, por que cada vez se necesita mas una eliminiacion de esa basura que llega desde todos los confines

  2. Tornado | Un Blog en Bolas Says:

    […] sinceros. Como bien dije en un post hace bastante tiempo, no se puede tratar a patadas a la madre naturaleza. El ser humano no para de fastidiarla, y ha […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: