Velocidades

Bueno, hoy advierto que voy a divagar, y bastante, de algo que sale totalmente de mi política necroniana. Hoy, y sin que sirva de precedente, en éste blog se hablará del gobier de las mujeres.

Si algo tengo bastante claro respecto a las mujeres en general, es que funcionan a dos velocidades en cuanto a relaciones de pareja : puta y cerda.

En velocidad cerda buscan en una pareja su utilidad sexual, y sólo eso, un buen cuerpo que les dé marcha, una polla bien gorda que las rellene. Sexo, sudor y desenfreno.
En velocidad puta por el contrario buscan una utilidad práctica, rebajan su filtro sobre el físico y buscan más una buena cartera o una seguridad afectiva. Por regla general prevalece lo primero.

Los hombres funcionamos en otro plano totalmente distinto, nuestras relaciones sentimentales y nuestras relaciones sexuales operan de manera independiente. En cambio ellas alternan entre las dos velocidades según su situación.

Generalmente en la adolescencia van a velocidad cerda. En el momento en el que se miran frente a un espejo y comienzan a verse viejas pasan a velocidad puta. Es en ese momento en el que buscan al calzonazos de su vida para que cuide de ellas y sea el padre de sus hijos (o al menos el que les mantenga y… el padre sea cualquier otro). Una divorciada con dos retoños por ejemplo tiene un 100% de posibilidades de ir a velocidad puta y seguramente se haya divorciado porque intentó montar una familia a velocidad cerda.

A veces la evolución cerda>puta se sigue a la inversa, como con cierto caso que conozco. Una chica insegura de sí misma y de su aspecto que necesitaba un primo que la hiciese sentirse una diosa, se lió con un tipo feo y sin carácter que besaba el suelo que ella pisaba. Incluso se casó con él, pero era demasiado joven para ir a velocidad puta. Una vez inflada su autoestima el cuerpo le pedía velocidad cerda. Por eso se divorció y se lió con el chuloputas con el que está ahora. Cuando se haga más vieja volverá a velocidad puta, con lo que su evolución quedará como puta>cerda>puta.

Ejemplos prácticos :
Mujeres de futbolistas: velocidad puta.
Famosas ricas: velocidad cerda.
Adolescentes seguras de si mismas: velocidad cerda.
Adolescentes inseguras de si mismas: velocidad puta.
Madres solas: velocidad puta.
Pasando entre juventud y madurez: velocidad puta.
Mujeres con problemas económicos: velocidad in-extremis-puta.
Mujer ya casada con calzonazos: velocidad cerda (excepto con su marido, que estará en punto muerto).

Hay gente que no sigue estas reglas. Gente que está tarada, chiflados, gente con trastornos de la personalidad. Esta gentuza busca otro tipo de utilidad llamada utilidad afectiva (generalmente porque papá o mamá no los querían…). En cierta forma van a velocidad puta, pero sólo en busca de afecto. Cuando se trata de una chica puede conseguir cierto éxito: es decir un tipo que se la trajine a cambio de cuidar de ella. Pero un tipo que sigue esta estrategia se queda más solo que la una, las mujeres buscan al chulo de su vida, no a otra puta llorona …

Anuncios

2 comentarios to “Velocidades”

  1. koldo Says:

    joe macho, eres el puto amo! mandamelo a mi correo anda.. que eso es para tenerlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: