Llegaron mis merecidas vacaciones

Debido al funcionamiento de la empresa, tengo un sistema de vacaciones de lo más clásico: Todo Agosto en casita. Básicamente me dedico a la microinformática, palabra tecnochula que quiere decir que me encargo de montar, reparar, y mantener ordenadores en su nivel de hardware y el sistema operativo que los maneja. Mi empresa se dedica al IT en general, nuestro target son los clientes B2B, nos enfocamos en proyectos para PYME. Para ello tenemos una división de venta en la que de manera obligada deben estar al día de las nuevas tecnologías, controlar un mínimo de hard+soft, y de lo que es posible y lo que no para evitarnos “problemitas”. Obviamente. En pocas palabras, es una tienda de venta de ordenadores venida a más.

Pero hay un factor, un factor inamovible que ocurre en toda empresa, que son su pesadilla y su perdición: los clientes. Los clientes son por normal generalizada un ignorante total que pretende darselas de entendido porque mantuvo una conversación pseudo-abstracta de unos quince minutos con otro ignorante total dias antes de venir a visitarnos. Hablan de lo que no saben, exigen cosas sin sentido, y siempre dudan de tu profesionalidad. Y eso que no han comprado nada todavía.

El departamento de ventas de mi empresa sufre con los clientes, lo que denominan las tres fases.

Fase Primera. Reciben la visita. Se realiza la venta tras mil y una condiciones. Es decir, intentamos que desde un principio quede claro de que va la movida para endosar el ordenador más adecuado. Si un cliente necesita seis ordenadores para un supermercado, comenzamos a averiguar que tipo de supermercado, para que querrá cada uno de ellos, que espera hacer con ellos… así evitamos endosar seis ordenadores standard. Hay que tener en cuenta que los clientes siempre hacen una cosa en ese punto: Piden, piden, piden, y piden más. Lo que sea, cualquier estúpidez. Webcams, grabadoras de DVD, y como no, descuento. Faltaría más. No importa que no te hayamos visto la cara nunca y probablemente pasado el contrato de mantenimiento, en caso de que lo firmes, no volvamos a saber de ti, hay que tener descuento de cliente especial. Y una mamadita, no te jode. Pero en fín, el comercial con el te diré y te dije le enrosca el que le vamos a meter un mazaco de software (que en realidad es todo GNU/libre) y el palurdo tan contento. Amén de los agarracuartos que pretenden instalar ellos el sistema. Esos son los mejores, con dos cojones. Ahí me veo yo en la Peugeot diciendo: Oigan, vendanme una flota de 207 normales que el techo escamoteable ya se lo monto yo !

Punto aparte cabe destacar LA TIENDA. Sí, es una herencia, como el límite de los 640K en los 80386. Es un sistema de negocio obsoleto para el target principal de mi empresa: El B2B. El problema es que mi empresa nació ahí, y todavía consigue clientes B2B a través de ella. Es algo que no se puede quitar, pero que sinceramente no da beneficios y en cambio genera muchos tickets de mantenimiento.

Fase Segunda. Entonces llega mi departamento y monta todo el hardware, se montan todos los dispositivos, se ajusta el sistema operativo y, si es necesario, nuestros programadores instalan todo el software necesario. Se queda con el cliente, se transporta el material a al ubicación que corresponda y se procede a la instalación in-situ. Entonces, como no, llega el momento de demostrar lo católicos que son: Piden, piden, piden, y piden más. Lo que sea, cualquier estúpidez. Desde programas que no saben usar pero han oído hablar (¿ que me pondras el fotochop en el ordenador del almacén ?), a imposibilidades (¿ Qué podrás hacer que cada vez que la secretaria visite una web que no sea las que tiene que visitar me envíe un mensaje al móvil, y si lo contesto se le apague el ordenador ?). Que claro, si lo piden en el paso uno la cifra a pagar se mueve.

En LA TIENDA se encargan de torearnos al cliente, pero del hard+soft nos encargamos nosotros. Usamos la misma plataforma básica que la de las grandes instalaciones, y aunque limitado, tiene tb un cierto tiempo de soporte técnico.

Fase Tercera. Cuando algo “va mal”. A ver, pequeños errores son normales, intentamos mantener documentado el sistema, dejar por escrito el procedimiento, etc. y hay que tener en cuenta que normalmente hay un lapsus de tiempo con soporte técnico, aunque los contratos de mantenimiento extendido son otro cantar.

Curiosamente los clientes que provienen de LA TIENDA son los que más pululan por la tercera fase. Si no fueran por ellos el tiempo en que mi departamento está en IDLE llegaría a multiplicarse casi por 2. En serio, la gente es manazas por naturaleza.

Ya sean B2B o clientes finales, siempre realizan las mismas acciones, a saber:

Su primera acción es conocida como el teléfono mágico con visión y control remoto. Es decir, pretenden que simplemente llamando por teléfono y dando una muy vaga explicación, tú, con tu superpoder mental, les arregle el cotarro. Es el 70% de nuestros partes de mantenimiento. Muchas veces el servicio remoto salva la papeleta, pero otras veces sencillamente no se puede. Hay que decir que el servicio de teléfono mágico debe funcionar 24/7, aún si ya no tengan soporte ni contrato ni na de na…

Su segunda acción es “No, nadie ha tocado nada”. Y llegamos al sitio (si abren un parte OSS -On Site Service-), o nos traen el ordenador (el otro 30% de partes de mantenimiento), sacamos los logs del equipo (sorpresa, los equipos loguean las acciones, que cosa) y… como no, ese usuario con derechos administrativos la ha liado parda. GENIAL. A tirar de backup, y deprisita que al parecer no nos damos cuenta de lo increiblemente importante que es ese ordenador para la supervivencia de la raza humana. Yo todavía no he encontrado ninguno con el control para las ojivas nucleares, pero fijo que lo han instalado junto a esa versión de e-mule con spyware hasta el culo.

Entonces entra la tercera acción: Una vez realizado el apaño, que generalmente suele suponer un buen rato de trabajo, toca explicarles a los usurios que han hecho y como evitarlo, ya que es lo primero que preguntan. Como berrear en el desierto, oiga. No entienden una mierda de lo que les explicas y encima te contestan con orgullo que no saben nada de informática. Pues de puta madre, oiga, corten las manos del que hizo el estropicio (normalmente un chavalillo que han contratado/es pariente de alguien de peso en la empresa cliente/el mismo cliente -eso sobretodo en LA TIENDA-) y de seguro que el sistema no volverá a estropearse. Pero bueno, siempre queda el mensaje que entienden: A apoquinar tanto del ala cada vez que las espifieis de la misma manera y no tengais contrato de mantenimiento extendido. Eso, curiosamente, lo entienden.

Ahora, más o menos quien se encuentre en mi situación o, por su tipo de trabajo, sea capaz de encontrar similitud, puede entender cuan merecidas y cortas se me van a hacer éstas, mis merecidas vacaciones.

Anuncios

4 comentarios to “Llegaron mis merecidas vacaciones”

  1. [COLDMAN] Says:

    jajajaja que pedazo de mamon )D na hombre que las disfrutes aunque ahora no se a quien ire a dar la brasa cuando salga del gimnasio… en fin creo que en verano no ire al gimnasio :P

  2. elmaldito Says:

    y que me dices de los hijos de puta de puta que te llegan, con el yo no he hecho nada o se ha jodio solo, pero el mas cabron fue uno que decia que el portatil toshiba recien abierto venia con virus…

  3. Lord Necrón Says:

    Pues mira, “elmaldito”, para esos existe especialmente una utilidad de Windows que aunque lo llaman “restaurar sistema” en realidad se debería llamar “registro minucioso de las cagadas del usuario”, pues no consigue lo primero pero sirve perfectamente para lo segundo. :)

  4. Monchito | Un Blog en Bolas Says:

    […] han tomado la costumbre cada dos por tres de llamar al teléfono mágico (del que hablé en ésta entrada) y exigir software. Por suerte les han parado los pies en todas las ocasiones, argumentándoles que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: