2013

Me he envilecido. No puedo negar haber comprado una infinitud de cacharros inútiles pero a su vez deslumbrantes, haber probado la mordida manzana prohibida que según el mito te expulsará del edén, haber peleado con gente por cosas, haberme vuelto un bárbol más cargado de estúpidas preocupaciones mundanas.

He pecado. Lo reconozco. He sentido el orgullo del necio al mostrar mundanos objetos y ver que ellos no tenían algo similar, cuando yo siempre me he conformado con lo más básico y sencillo. Me he sentido frustrado y he mostrado carácter agrio por mundanales motivos. Evidentemente, no soy dios. Ningún dios. Me equivoco ergo demuestro mi humanidad. Pero por suerte, tras tropezar he vuelto a levantarme, he mirado hacia atrás y he visto la piedra que sobresale de mi camino.

Sé que hay más frente a mi titubeante paso. Y quizá vuelva a caer, una y cien veces más. Pero conseguiré levantarme ciento-una. Vuelvo a ser yo, vuelvo a maldecirte una vez mas, vuelvo a estrangularte en el interior de mi ser esperando que te ahogues en tu propia miseria. Te he atrapado una vez más, Avaricia.

El Lord Necrón ha vuelto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: